circulos.es.

circulos.es.

La evolución de las formas en la pintura abstracta

La evolución de las formas en la pintura abstracta

La evolución de las formas en la pintura abstracta

La pintura abstracta es una forma de arte que se basa en la representación de formas no reconocibles o no figurativas. Desde sus inicios, a principios del siglo XX, hasta la actualidad, la pintura abstracta ha evolucionado y cambiado en varias ocasiones. En este artículo, exploraremos la evolución de las formas en la pintura abstracta, desde el cubismo hasta la abstracción lírica.

El Cubismo y la introducción de formas geométricas

A principios del siglo XX, el cubismo fue una de las primeras corrientes artísticas que introdujo formas abstractas en la pintura. Los artistas cubistas, como Pablo Picasso y Georges Braque, utilizaron formas geométricas para representar objetos y personas en sus pinturas. Estas formas no representaban la realidad de manera literal, sino que se utilizaban para retratar la esencia de lo que se estaba representando.

Uno de los estilos más distintivos del cubismo es el "cubismo analítico". En este estilo, los objetos se descomponen en sus formas geométricas básicas y se presentan en un contexto abstracto. Las pinturas de esta época son en blanco y negro, lo que enfatiza aún más la abstracción y la simplificación de las formas.

El Expresionismo Abstracto y el uso de la materia

El Expresionismo Abstracto surgió en Estados Unidos a mediados del siglo XX y fue una corriente artística que buscaba la trascendencia individual y la liberación emocional. Los artistas de esta corriente, como Jackson Pollock, utilizaban la materia para crear efectos expresivos en sus obras. La pintura ya no se usaba para crear imágenes realistas o abstractas, sino para transmitir emociones.

En el Expresionismo Abstracto, las formas se vuelven incluso más abstractas que en el Cubismo. No se trata de descomponer la realidad en formas geométricas, sino de crear formas aleatorias y caóticas. Las obras de arte se crean mediante la aplicación de pintura sobre el lienzo, a menudo de forma espontánea y gestual. El resultado final es un baile de formas, que se mezclan entre sí para crear una narrativa de texturas y colores.

La abstracción lírica y la importancia del color

La abstracción lírica es una corriente artística que se desarrolló en Europa a partir de la década de 1950. Esta corriente se basa en la creación de formas que evocan la sensación de fluidez, sin recurrir a formas geométricas concretas o a la improvisación gestual, ya que busca evocar un sentimiento de libertad y de espontaneidad.

El color es uno de los componentes más importantes en la abstracción lírica. Los artistas utilizan el color para crear un sentido de profundidad y de textura, mezclando tonos diferentes hasta conseguir un efecto armónico y, al mismo tiempo, contrastante.

Otro elemento importante de la abstracción lírica es la búsqueda de lo "orgánico". Las formas suelen ser curvas y fluidas, lo que se relaciona con la naturaleza y la vida. Los elementos vegetales y animales se vuelven comunes en este movimiento artístico.

Conclusiones

La evolución de las formas en la pintura abstracta es evidente. Desde el Cubismo hasta la abstracción lírica, esta forma de arte ha evolucionado y cambiado, al mismo tiempo que los artistas han experimentado con diferentes elementos y materiales. La abstracción lírica es una de las formas más emocionalmente expresivas, ya que se basa en la creación de formas que evocan la sensación de fluidez y espontaneidad, al mismo tiempo que explora el poder del color y de la naturaleza.